Sobre la firma del Convenio Colectivo de Trabajo para los Preuniversitarios de la UBA


A principios del mes de noviembre, los gremios docentes ADUBA y CTERA firmaron con la Universidad de Buenos Aires el primer Convenio Colectivo de Trabajo para todas las escuelas preuniversitarias. La principal reivindicación de este triunfo hace referencia a los avances en materia de derechos de los trabajadores y trabajadoras respecto del Convenio que regía hasta la firma: el Decreto N° 3413/79 de Régimen de licencias, justificaciones y franquicias y que llevaba el sello de la Junta Militar de la última dictadura ocurrida en la Argentina. Este logro marcó un quiebre en el marco del avasallamiento contra los derechos laborales que se están promoviendo desde las propuestas del actual Gobierno nacional.

En el año 2015, 50 universidades nacionales firmaron un Convenio que contenía un capítulo exclusivo sobre los colegios preuniversitarios y que también marcó un avance institucional de los derechos laborales. Sin embargo, la Universidad de Buenos Aires no formó parte de ese acuerdo y, además, el nuevo Convenio significa una ampliación del mismo. Respecto de las diferencias entre ambos Convenios, el actual marca los siguientes puntos que están ausentes en la firma de 2015:

1) El fortalecimiento y la estabilidad de la carrera docente mediante la promoción de los concursos.

2) Las diversas licencias ordinarias y especiales.

3) Las condiciones laborales.

Firma del CCT Preuniversitarios
Rectorado UBA

Estos tres puntos también marcan progresos respecto del Decreto del ´79. No solamente porque es un Convenio de la democracia sino porque representa avances significativos en cuanto al ascenso y promoción de los diversos cargos (nomenclatura), a la ampliación de las licencias y al mejoramiento de las condicionales laborales (relación numérica docente-alumno/a, dedicación adecuada a la función, etc.).

Vale aclarar que el Convenio firmado recientemente fue producto de muchos años de trabajo y acuerdos entre las partes. Que es un Convenio superior respecto del nacional. No se han quitado derechos, sino que se han acrecentado, tanto en referencia al Decreto del ´79 como al Convenio nacional mencionados y abre la posibilidad de discutir más derechos en un futuro próximo descartando cualquier acuerdo a la baja. 

Como todo proceso político de construcción colectiva, queda mucho por hacer para la implementación efectiva del Convenio y para seguir mejorando las condiciones de trabajo de los/as docentes. Será un camino largo de avances y retrocesos; hoy celebramos una conquista más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Secundaria del futuro o vaciamiento educativo?

Santiago